La Plaza de Viriato de Zamora ¿Por qué se llama así?

La Plaza de Viriato de Zamora es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Una ciudad que es un tesoro en sí misma. Un tesoro que sorprende a los turistas que se acercan para conocerla. He escuchado a más de uno decir; ¡no me la imaginaba así! Y a otro que comentaba lo bonita qué es y lo poco que se dice.

Y es que Zamora es un cofre de tesoros por descubrir. Sus calles guardan obras de arte que esperan la admiración de los que se dejan llevar… aunque Zamora en sí misma es una obra de arte, guardiana de épicas historias. Historias como la de Viriato que da el nombre a la plaza. La da nombre y la vigila desde lo alto…

Una plaza que no siempre fue de Viriato, ya que antes de que la obra del pastor lusitano llegase, gracias a Eduardo Barrón, se conocía como plaza de ‘Cánovas del Castillo’

¿Quién fue Viriato?

Viriato que, hasta inspiró una serie de televisión, fue un caudillo lusitano líder del enfrentamiento contra las tropas romanas que pretendían conquistar Hispania. Legiones a las que consiguió derrotar en más de una ocasión, a pesar de contar con muchos menos medios tanto humanos como materiales. De ahí, la leyenda del pastor que se convirtió en guerrero y lideró la resistencia lusitana.

estatua de viriato zamora

La estatua de Viriato

Entre los plátanos, Viriato se descubre a los zamoranos y visitantes que llegan hasta el lugar. La estatua de Viriato es obra de Eduardo Barrón González. Nacido en el pueblo zamorano de Moraleja del Vino, el escultor creó esta obra mientras estudiaba en Roma en 1883. Un año después, Barrón lograba, gracias a la singularidad de la pieza, ser reconocido con la medalla de plata en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

Tan relevante premio llevó a la obra de Viriato hasta el Real Academia de Bellas Artes de Madrid donde permaneció durante veinte años. Sin embargo, Viriato fue creada para Zamora y allí debía regresar. Un regreso que se materializó en el año 1903 después de que el Museo del Prado la cediese al Ayuntamiento de Zamora.

plaza de viriato zamora

La Plaza de Viriato de Zamora

Los edificios que rodean a la Plaza de Viriato no pasan desapercibidos ante los ojos más curiosos. A un lado, la sede actual de la Diputación Provincial de Zamora se ubica en el antiguo Hospital de la Encarnación que data del siglo XVII. En frente, el Parador de Turismo para dormir como la nobleza en el palacio de los Condes de Alba de Aliste. Y muy cerca, en una esquina la antigua iglesia de la Concepción que hoy en día aloja al Archivo Histórico Provincial.

Más de un tesoro por descubrir en la Plaza de Viriato de Zamora que es uno de los lugares con más ajetreo de la vida cultural de la ciudad. El paso de las procesiones con el impresionante ‘Canto del Miserere’ de la Penitente Hermandad de Jesús Yacente cada Jueves Santo; la Feria de la Cerámica y la Alfarería durante las fiestas de San Pedro; además de muchos otros actos dan vida a esta plaza en la que no es difícil ver a un grupo de personas levantando la cabeza para admirar la valentía de Viriato…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *